Vans

El skate incendia fronteras, un skate sin etiquetas

Texto : Leo Herdandez / Fotos : Meredith Huston.

En los últimos años, cada vez más estamos siendo testigos de cómo el rol de las chicas viene creciendo en el skateboarding peruano. Personalmente, creo que esto es súper positivo para la comunidad y para quienes forman parte de ella. Sin embargo, quienes nos pueden ofrecer una mejor visión de esto son justamente ellas, las chicas.
Por eso, aprovechando que se encuentran de aniversario (08 de noviembre), conversamos con Nicole Cabrejo y Kathi Miranda, organizadoras del colectivo Chicas en Llamas, que tiene como misión apoyar y motivar a las mujeres que montan skate, y así velar por el crecimiento unido de su comunidad. ¡Sírvete un trago o café, y descubre más de este colectivo!

Hola, chicas, cómo están! Primero que nada, quiero preguntarles ¿cómo llegan al skate? ¿Hace cuánto están sobre el patín?

K (23): Mi nombre es Kathi, llevo montando skate desde los 15-16 años, y… ¡han pasado ya casi más de 6 años! Recuerdo que a esa edad conocí a unos chicos que montaban skate, y bueno, me llamaba la atención. En realidad, mis padres no me dejaban salir mucho, entonces, empezar a conocer el skate era algo raro, pues era algo de la calle, y sobre todo en Huancayo en donde ese deporte no se practicaba mucho, y yo era creo la única chica. Fue así como empecé… y ya cuando acabé el cole, vine a Lima, que es en donde aprendí a patinar realmente.
Así empecé…
N (25): Yo comencé a patinar cuando tenía 16 años aprox… yo ya había terminado el cole y estaba estudiando en un Instituto en las mañanas. Yo era catequista en la iglesia, y veía a un chico que siempre venía en skate, y por curiosidad, le pedí que me la preste y enseñe a patina. Yo acostumbraba patinar en el skatepark de Musa, y ahí también conocí a varios chicos que patinaban. Ahí, también, era la única chica que patinaba. Al inicio era un poco vergonzoso, me iba a la parte de atrás del skatepark y poquito a poquito fui agarrando confianza. Cuando conocí a Kathi en el skatepark de La Molina, y me emocioné porque por fin conocí a otra chica que patinaba.

Genial, chicas. Me da curiosidad esa vergüenza que mencionas. No sé si nos puedan contar un poco de esta situación…

 N: Sí de hecho da un poco de palta al inicio sobre todo porque eres la única chica normalmente en un skatepark. Luego poco a poco, los chicos se hicieron mis amigos. Ellos siempre me animaban a darle trucos que me daban miedo, pero a la vez eran un poco bruscos, me decían “¡no tienes que tener miedo! ¡así es el skate, si no, para qué estás patinando!“ Entonces existía esa presión de hecho, y me preguntaba por qué no me salen los trucos que a los demás sí. Pero también hay que entender que existe este miedo por muchas cosas.

 

K: En mi caso, el tema también era la presión social, sobre todo nosotros las chicas. Al inicio daba un poco de vergüenza acercarte a los chicos, también el tema de los trucos, porque creo que a nosotras nos cuesta realizar más los trucos que a los chicos. Eso me daba cólera siempre jaja “pucha por qué a él le sale rápido y a mí no”. Tenía miedo, y los chicos a veces te motivan a mandarte, y si no, te dejan un poco de lado. No tienen mucha paciencia entre chicos y chicas, hay mucha presión. Sin embargo, eso me ayudó la verdad, me quitó bastante el miedo. En cambio, cuando ya montaba con más chicas, trataba de ser más paciente por la experiencia que yo había tenido jaja. El tema psicológico está presente en todo, desde la forma en cómo nos crían. Por ejemplo, a mí antes no me dejaban salir sola, yo a los 11 vi a un grupo de chicos que montaban skate, pero en la vida me iba a imaginar que iba a ser skater o podía estar con personas mayores que yo porque siempre existe ese riesgo de que te puedan dañar. De alguna forma, la inseguridad social hace que nosotras nos restrinjamos en bastantes cosas. Si no fuera así, de repente hubiera empezado antes a montar skate. La mayoría de chicas inicia a los 16 porque a esa edad tenemos un poquito más de libertad.

Antes de entrar a las preguntas por el colectivo, quería saber un poco más de ustedes. ¿qué es lo que personalmente les gusta más del skate? ¿qué han aprendido con el patín?

K: En el tiempo en el que patino, me gusta desde simplemente entretenerme, pero no solo eso, sino también a ser bastante perseverante y adaptable. Contarte que cuando me mudé de Huancayo a Lima, vine sola, pero tenía un skate, y sabía que había más skate por acá. Mi panorama, con el skate, se abrió, y empecé a ir sola a lugares, y así prácticamente conocí todo Lima gracias al skate. Esa es una de las cosas que más valoro del skate. También creo que vale mencionar que me ha enseñado a conocer la calle, cuidarme, ser más atenta, etc. En resumen, lo que más me encanta del skate son las enseñanzas que me ha dejado.

N: Lo que más me gusta son las amistades que me ha dado, siento que las experiencias que he vivido con esas personas son muy importantes para mí. Además, yo antes era una persona que era poco extrovertida, y gracias al skate me he podido desenvolverme un poco más, poder hablar. Expandir los horizontes con el skate.

Ahora sí… Pasemos a hablar de Chicas en Llamas ¿Cómo nace la idea de crear una comunidad/colectivo de chicas skaters?  Cuéntennos un poco de este proceso.

N: Como yo soy diseñadora gráfica, y entré a trabajar en una agencia de full redes sociales, se me metió el bichito de administrar una página que estaba olvidada hasta que un día Nancy Cobeñas me dijo por qué no hacía una página yo y así difundes más jajaja. Entonces, me animé, y le escribí a Kathi y Ana, porque solita no la iba a hacer. Así nació “Chicas en llamas”.
K: Además, cuando nos movíamos en skateparks entre chicas, ellas mismas nos hablaban y nos preguntaban siempre “¿cuándo vuelven?, ¿Cuándo es la próxima patinada?”. Nos dimos cuenta de que no había un medio que conecte con las chicas, solo para chicos. Habían chicas que montaban skate, pero estaban dispersas y se sentían solas. Para eso nace Chicas en Llamas.

¿Cuál es el objetivo de este colectivo? ¿Cómo lo definirían?

N: Al principio, Chicas en Llamas tenía el objetivo de difundir, pero a medida que fue pasando el tiempo fuimos integrando también a chicas de diferentes zonas del Perú, y no solo Lima.
K: En resumen, queríamos unificar a las chicas y lograr que más y más chicas se unan para seguir creciendo. La unión es nuestro objetivo.

¿Qué valores están presentes en la comunidad?

N: La unión, la amistad, el respeto entre todas, la paciencia con chicas que recién inician a patinar, la superación de cada una y la responsabilidad con esta comunidad.

K: Resalto mucho el apoyo fraterno mutuo siempre. Todas pueden participar, no necesitas tener demasiados trucos. Solo patinar.

¿Qué conductas masculinas están de más, restan o perjudican al colectivo y a la comunidad en general?

K: En resumen, el tema del respeto: en el espacio, la paciencia con chicas nuevas, del trato hacia nosotras. Los chicos a veces tienen la mala costumbre de faltarle el respeto a las chicas, molestar e incomodar como si nada. Lo malo de eso es que las chicas se sienten incómodas y se alejan, no es un lugar seguro para ellas. Una primera impresión en un contexto así es importantísima.

¡Chicos, respeten! ¡No griten cositas! ¡No hablen de más! No nos busquen con otras intenciones.

Lo bueno es que últimamente en la comunidad skater sí hay cambios positivos con respecto a eso, creo que justamente porque hay mayor integración de chicas. Espero que también sea así en la sociedad.

Veo que cuentan con el apoyo de marcas y páginas reconocidas, ¿cómo consiguen tener este apoyo para sus eventos, campeonatos, etc?


N: Al inicio no llamábamos marcas la verdad, pero tenía una amiga que justo tenía una marca que se sumó voluntariamente para unos premios. Luego con flyers del primer y segundo encuentro, ya como que las marcas se animaban o querían estar presentes. Les gustaba nuestra idea. Fluyó solito. Para otro evento, contamos con DC gracias a los chicos de Necio. De hecho fue algo más formal, pero también suma mucho.

A partir de eso, las marcas ya nos escriben para sumarse. Esto es totalmente positivo, pero el problema es cuando ya son muchas y hacer toda la logística de recoger, encontrar, contabilizar premios sola es complicado

 

Me gustaría que le cuenten a la gente por qué es importante contar con presencia de chicas en este y en todos los deportes y comunidades.

N: Independientemente del skate, es importante la presencia de chicas. La igualdad rompe tabúes (que no deberían existir en verdad). Es importante generar chicas líderes, tenemos la capacidad de dirigir.

Cuéntennos un poco del evento GO SKATE DAY: vimos que tuvieron muchas marcas apoyando, pero también vimos que hubieron más eventos, e incluso cambiaron la fecha. ¿Cómo fue el proceso de crear este evento y los retos que enfrentaron durante su organización?

N: Para ese evento del GO SKATE DAY, hubo un cambio de fecha inicial porque había inmovilización obligatoria por el día del padre el domingo 20, por lo que lo pasamos para el día 19. Luego, unos días antes ya se corría la voz de que ese día habría marcha política, por lo que lo mejor en ese momento fue solo postergarlo, sin fecha decidida aún. Finalmente, después de varios cambios, se postergó para el 04 de julio, pero la chamba ahí fue comunicarles el cambio con los auspiciadores. También hubo un cruce de información con otro evento que también se organizaba por esas fechas. Al final, todo se dio con normalidad, menos mal jaja pero bastante chamba.

Carlos (Furia Skate) me dijo, “el skateboarding no se celebra solo un día en especial, sino todos los días!”. Eso de hecho me motivó jaja porque yo quería hacerlo el sábado. Por eso, al evento le llamamos “GO SKATEBOARDING EVERY DAY” jajaja todo está pensado, todo tiene su propósito.
GO SKATE DAY ORGANIZADO POR CHICAS EN LLAMAS – 2021

¿Qué planes a futuro tienen con el colectivo?

 N: Tenemos muchos planes y sueños. Más  eventos, viajar, retomar las clases a las chicas por diferentes skateparks.

K: Motivar a las chicas que se muevan por diferentes skateparks es una de las metas, porque a veces para nosotras es complicado ir sola a uno nuevo. Otra de las metas es poder llevar el movimiento a provincia para seguir sumando comunidad allá.

 ¿Algunas palabras finales que quieran dejar?

 K: Invitar a las chicas que se animen a montar skate, es un mundo muy lindo que te enseña muchas cosas chéveres que te ayudarán en tu día a día. Lo segundo es recordarles que nada es imposible, todo puede lograrse. Además, siempre vamos a estar ahí para ayudarlas sea para temas de skate o no. Estamos dispuestas a ayudar a todas, lo único que importa es que disfrutes del skate.

N: Vean en Chicas en Llamas un lugar seguro en el cual todas van a ser aceptadas. Pueden ver en el skate una herramienta para crecer como personas, como me pasó a mí y a Kathy. No hay característica especial para pertenecer a esta comunidad, todas son bienvenidas.

El skate puede empoderar a las chicas. El skate me abrió esa puerta de poder dirigir algo, y eso me sirve para la vida. Nunca me creí como una líder”.

Texto: Leo Hernandez / Fotos; Meredith Huston.